martes, septiembre 27, 2005

LA ULTIMA MISION DEL SUPERAGENTE 86





A los 82 años, de un paro respiratorio, dejó de existir el espía más torpe y famoso de la TV. Donald Yarmy, más conocido como Don Adams, aunque se hiciera famoso como Maxwell Smart. El súper agente 86. Un pésimo espía. Un gran tipo. Un notable comediante.


Se nos fue Don Adams. Uno de los grandes comediantes de la pantalla chica. Uno de los favoritos del público chileno, que lo recuerda con cariño. Y también, uno de mis personajes fetiches de la TV. Cuando hace años atrás inicié la primera columna de recuerdos de la pantalla chica en el suplemento Tercer Tiempo de La Tercera –que duró varios años y terminó con un libro-, su serie El Súper Agente 86 fue la elegida para el debut. Y esa misma serie también fue parte de los espacios de antaño que se incluían en el programa “Onda Retro”, que hace dos años se exhibió en Canal 13 los domingo en la tarde.

Maxwell Smart era el Súper Agente 86, el “temible operario del recontra espionaje” o el agente secreto más famoso, y estúpido de la televisión. Su número era la clave que lo identificaba al interior de C.O.N.T.R.O.L., una agencia dedicada a luchar contra el mal en lo difíciles días de la Guerra Fría.

Sus torpezas hoy ya clásicas fueron emitidas originalmente como “Get Smart!” entre 1965 y 1969 por la cadena NBC y han sido repetidas innumerables veces por nuestras pantallas por más de un canal, siendo el 13 la más reciente.

La serie fue una creación del alguna vez corrosivo Mel Brooks, quien hizo carrera posteriormente en el cine haciendo parodias a todo tipo de géneros (“Frankenstein Jr.”, “Space balls”, “Las locas Aventuras de Robin Hood”). Brooks se asoció con un señor llamado Buck Henry con la idea de crear una ácida contrapartida al éxito de otras series como “El agente de Cipol”, Misión Imposible” y toda la fiebre por programas de espías, que a su vez, fueron la repercusión en los años ’60 de la moda de James Bond.

Brooks dijo lo siguiente: “Nadie ha hecho un programa sobre un idiota antes. Yo decidí ser el primero”. Así que lo hicieron durante 138 capítulos, logrando siete premios Emmy –tres de los cuales fueron para Adams- y una de las comedias para TV más divertidas de todos los tiempos, relatando las absurdas aventuras de este gaznápiro dedicado a defender la libertad del mundo occidental.

Las aventuras de Smart surgen del constante enfrentamiento con K.A.O.S, una organización terrorista con planes de conquistar el mundo. El 86 es apoyado por “El jefe” (el ex cantante de ópera Edward Platt) y secundado por su fiel compañera y luego devota esposa en la serie, Bárbara Feldon (quien, en aquel entonces era la amante de uno de los productores). Ataviado con todo tipo de extraños aparatajes, como su infaltable zapatófono o el detestable “cono del silencio”, Max destacaba por su eficacia para cumplir cada misión, a pesar de su extraordinaria habilidad para hacer todo mal.

Sólo un agente de C.O.N.T.R.O.L. le disputaba el rol de imbécil al pobre Max: Larabee (Robert Kavelas), quien se sumaba a otros insólitos agentes como el ubicuo agente 13 (David Ketchum), que podía aparecer desde un buzón o la taza del baño. Completaba esta galería de seres impredecibles, Jaime (Dick Gautier), un androide algo cuadrado y bastante literal en su comportamiento. Entre los antagonistas pertenecientes a K.A.O.S., destacaba el archienemigo de Max, Siegfried, un siniestro individuo marcado por una cicatriz que era interpretado por Bernie Kopell, quien con el tiempo, cambió de profesión y programa y se convirtió en el doctor del “Crucero del Amor”.

Aunque ese fue el papel que consagró y llevará a la inmortalidad a Don Adams, nunca podré olvidar otro programa que conducía, y que alguna vez exhibió Canal 13, los sábado al mediodía ¿a fines de los 70? En Estados Unidos se llamó “Don Adam´s Screen Test”, y tuvo 24 episodios en 1975. La versión doblada se llamó “¿Te gustaría ser una estrella de cine?”, en un game-show, un espacio de concurso y ponía cada semana a dos personas que habían sido previamente sorteadas a recrear junto algún famoso del cine o la TV de la época (tipo William Shatner) alguna escena famosa del cine. Como “De aquí a la eternidad”, por ejemplo, o “Días sin huella”. El ganador, obtenía la oportunidad de aparecer en un pequeño papel en alguna serie de esos días.

Tras uno que otro papel en alguna serie sin mucha fama, Adams terminó doblando la voz del protagonista de la serie de dibujos animados “El inspector Gadget”. Pero también volvió a repetirse el plato con su principal personaje. En 1980 protagonizó la película para el cine “La bomba que desnuda”, donde hizo una vez más del Súper Agente 86, junto a actores como Vittorio Gassman y Sylvia Kristel.

Nueve años después, se realizó un nuevo intento de resucitarlo en el telefilme “Traigan a Smart otra vez “ (“Get Smart Again!”), que varias veces hemos visto en el cable, y donde aparecen algo más viejitos el 86, la 99, Larrabiee, Jaime y hasta Siegfried. Pero el humor de la serie original de los 60 ya no está presente. Y lo mismo ocurrió el 95, con un postrero intento de revivir la serie, incluso el comediante Andy Dick (“News radio”) hacía de Zach, el hijo del 86 y la 99. La serie fue un fracaso y fue cancelada rápidamente. Sólo pudo revivir su personaje con éxito, en una serie de comerciales iniciados en 1999 para una compañía telefónica canadiense.

Nos quedamos con el recuerdo del torpe Maxwell Smart pasando por un pasillo lleno de puertas secretas que se le cerraban en sus narices, mientras se escuchaba de fondo la inolvidable melodía de Irving Szathmary.

Donald James Yarmy, su nombre real, estuvo en la Segunda Guerra Mundial, peleó el Guadalcanal, donde contrajo la Malaria, razón por la cual fue dado de baja. Comenzó como comediante en locales y teatros, y aunque pocos lo saben, pudo desarrollar su veta más dramática en Broadway. Se casó tres veces y tuvo 7 hijos, dos de las cuales siguieron sus pasos (Cecily y Stacey), sin mucha fortuna.

Aunque ya no está, es difícil imaginarse a otro en su lugar. Habrá que ver como le va al remake para el cine que se prepara para el próximo año de la famosa serie de TV que popularizó. Tras sonar los nombres de Jim Carrey y Will Farrell como el nuevo Súper Agente 86, finalmente ha sido elegido el actor Steve Carell, quien hace del tío Arthur en el remake de “La Hechizada”, es popular en Estados Unidos por la sitcom “The office” y está en los primeros lugares de la taquilla por su comedia “Vírgen a los 40”. Habrá que ver si no le queda grande el zapatófono de Smart.

3 comentarios:

Sarah dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
amaru dijo...

de los recuerdos gratos que guardo de mi infancia, esta el agente 86...Çcomo no recordar la musica con que empezaba el programa y el inutil cono del silencio?...las seriales antiguas de ese tipo tenían una magia especial...algo que en los tiempos alocados de ahora se ha ido perdiendo
Marce

Anónimo dijo...

hola soy una niña de 12 años y soy fanatica del super agente 86 apesar de que la serie sea mas antigua q el hilo negro (en mi caso ) ustedes saben en que canal lo dan ???
para responderme dejeme el mensaje con la respuesta en el blog
www.palitoandconejo.blogsot.com
x fa