jueves, octubre 13, 2005

SEXO AMATEUR EN LA RED




La existencia de internet, su accesibilidad sin restricciones y su ”democratización” en la difusión de textos y fotos ha dado para todo. También para descubrir las inquietudes sexuales de la gente común y corriente. La red está llena de sitios con foros sobre temas sexuales, así como páginas con relatos y fotos de las costumbres, gustos y excentricidades amatorias de un sinnúmero de personas anónimas.

Una de las costumbres más propagadas vía internet ha sido la de las “páginas “ amateurs, donde supuestamente personas “comunes y corrientes”, algún conocido, su vecino, etc. ponen fotografías de desnudos o de actividades tan íntimas como actos sexuales.

No sólo las estrellas eróticas o las modelos del rubro tiene la posibilidad de mostrar sus encantos e intimidades. Miles de personas de todo el mundo aprovechan la red para dar rienda suelta a sus afanes exhibicionistas.

La proliferación de la pornografía de fácil acceso, incluso en sitios gratuitos, banalizó a tal punto lo que antes era prohibido, que se abrío un nuevo nicho: el de las fotos amateurs. Gente común y corriente, como tú o como yo, que también se siente con el derecho de exhibirse en sus afanes amatorios. El desnudo y la fotografía erótica ya no era sólo para modelos guapos y de cuerpos perfectos. También para las parejas maduras o la señoras de cuerpos voluminosos.

Primero la tendencia se dio en el cine porno, donde los videos hechos en su casa por personas comunes y filmados con cámaras caseras, encontaron un apetecido mercado. Ya no era gracia ver la típicas película sporno. Sí había visto una, las había visto todas. Ni mayor presupuesto ni temáticas más explícitas o rebuscadas satisfacían a un consumidor voraz y que no se soprende por nada. Entonces, el morbo de ver a gente normal haciendo cosas que antes eran sólo para “profesionales”.

Y aunque partió como negocio, actualmente existen en todo el mundo sitios dedicados a propagar las fotos íntimas de estos “amateurs”, muchas de las cuales incluso son gratuitas, y que no tiene otro afán que satisfacer el voyerismo de unos y el exhibicionismo de otros.

Vouyerweb, por ejemplo, es una página en inglés que diariamente publica varias series de fotos de amateurs de todo el mundo. Tiene diversas categorías (fotos privadas, desnudos en público, voyeur), realiza concursos y hasta da premios mensuales en dólares para las mejores fotos según el voto de la gente. La mayoría de las fotos son desnudos (con o sin el rostro de la modelo), algunos más explícitos que otros, llegan de todo el mundo y no hay selección de típico físico o edad. Ls puede mandar cualquiera. Claro, hay una sección con fotografías explicítas, pero esa es pagada. Siguiendo el mismo estilo, abundan las páginas amateurs en otros países. De todo el mundo, también de España. México, Brasil, Argentina y Chile.

Aquí una de la más populares es Klanamateur, que lleva varios años subiendo fotos mujeres y parejas nacionales, que con una cámara digital y cero pudor, comparten con los cibernautas algunos de sus momentos más íntimos. Aunque la mayoría de las fotos son de personas de Chile, también hay colaboraciones de Argentina, Perú y otros países.

Algunos, para asegurar que sus fotos son locales, no dudan en poner dentro del encuadre, alguna “prueba de autenticidad”, como le llaman: algún periódico o revista nacional junto al cuerpo desnudo a fotografiar. E incluso, hay quienes posan en frente de la pantalla del computador, con el sitio del Klan de fondo. El sitio nunca más se actualizó. Pero los que gustan de esta práctica siempre encuentran donde exhibirse. Y no es raro ver a algunos compatriotas sacando la cara (y muchas cosas más) por Chile en algún sitio internacional. En una próxima entrega van las entrevistas a algunos cultores del exhibicionismo amateur on line...

1 comentario:

psicopoetica de la psicohumoristica dijo...

La página de Daniel Olave es sólida en contenidos, los artículos muestran una pluma con habitación propia, excelente lo de las chicas amateurs y los comentarios de cine, y gracias por el relato del primer happy hour de la niña bella de la foto....
Giovanni Astengo M.