martes, abril 25, 2006

MARKO ZAROR: “ME ACUERDO CUANDO IBA AL CENTRO, A LAS FUNCIONES DOBLES DE PELÍCULAS DE BRUCE LEE. ERA FANÁTICO Y SALÍA TIRANDO PATADAS”.


En un enorme galpón abandonado que fuera antes una fábrica textil, un solo hombre se enfrenta a golpes con cientos de luchadores vestidos de negro. Esta es una de las imágenes de la película Kiltro, el tercer estreno del año y que inaugura un nuevo capítulo en la historia del cine chileno: es la primera película de acción y artes marciales que se filma en nuestro país.
Marko Zaror, de 27 años, es el protagonista y productor de este proyecto, un sueño largamente acariciado y que se gestó de forma inconsciente cuando vivía en Chile e iba a ver películas de Jackie Chan y Jean Claude Van Damme. “Me acuerdo cuando iba al centro, a las funciones dobles de películas de Bruce Lee. Era fanático y salía tirando patadas”. Con Boris Quercia (“Sexo con amor”) de coproductor, cerca de un millón de dólares de presupuesto, actores como Luis Alarcón, Alejandro Castillo, Ximena Rivas y una gran cantidad de extras chilenos con experiencia en artes marciales, Zaror usó su experiencia en México y Hollywood para sacar adelante la primera cinta de combos y patadas voladoras que se haya hecho por estos lados.
-¿Cómo terminaste haciendo una película de artes marciales?
-“Kiltro es el proyecto que yo siempre quise hacer incluso antes de salir de Chile. Traer el género a mi país y hacer una película de artes marciales en Chile. Las artes marciales yo las practiqué desde chico (su madre era instructora). Primero me fui a México de vacaciones, pero se me fueron dando las oportunidades de a poco. Televisa me ofreció una beca para estudiar actuación, y yo después de hacerlo, y aunque lo encontré interesante, no era lo que yo quería, o sea, mi idea era todo relacionado con las artes marciales".
-¿Cómo fuiste entrando al mundo del cine?
- “En México me ofrecieron hacer algunas películas de acción donde hice papeles secundarios y me dando cuenta que era posible este cuento. Ahí me dije: me la voy a jugar de verdad y me voy a ir a Los Angeles. Mande unos demos y me llamaron.. Lo primero que hice fue un video de tipo Taebo, enseñar gimnasia con artes marciales, y esa cuestión me salvo por un tiempo. Después trabajé con Roger Corman en una película que se llama Hard as Nails, ahí era el guardaespaldas del malo. No tenía ni un diálogo, pero tenía unas escenas de pelea y yo estaba fascinado. Eso me sirvió como demo. Después hice juegos de computador, me pusieron de esas cosas que capturan movimientos y después lo ocupan para juegos interactivos”.
-¿Y en qué momento entraste a las ligas mayores?
- “Bueno, en ese momento me llamaron de nuevo de México, donde hice Chinango que fue una película que coproducí y todo. Y ya con esa película y lo demás, como que ya tenía un currículum más formado y empecé a mandarlo para postular a proyectos que se estaban produciendo. Ahí conseguí otro papel en un drama que se llama Entre llamas, y bueno, de repente estaba entrenando en un gimnasio donde entrenan todos los acróbatas y la gente que esta metida en el medio de acción, la gente de Jackie Chan, los que hicieron Matrix, los Power Rangers, Las Tortugas Ninja. Todo el mundo entrenaba ahí, en muy buena onda, y de repente me ofrecieron el trabajo de doble. Ahí fue cuando se me acerco Andy Cheng, que es el brazo derecho de Jackie Chan y que ahora se independizó y esta haciendo sus propias películas, para que trabajáramos en el filme con la Roca (Fuego en el Amazonas). Eso fue como un seminario de lo que es el cine con artes marciales. Porque una cosa es hacer artes marciales y otra saber hacer películas”.
-¿Y por qué te viniste a Chile?
-“Como después de ese trabajo me alcanzo un poquito de presupuesto, abrimos una compañía. Hicimos unas películas de bajo presupuesto en México, de clase B, directo al video, y eso me dio la credibilidad y la confianza de poder venirnos a Chile. Me dije: “ahora sí, hagamos el proyecto que siempre quisimos”. Nos asociamos con Ernesto Díaz, que es el director también chileno y con Derek Rundell , que es la parte americana, con quien abrimos la productora Mandrill Films en Estados Unidos.
- ¿De qué trata Kiltro?
- “Esta película es primero un romance, un gran drama. Una película de venganza y con escenas de acción y artes marciales que no se han hecho nunca en Chile. Hicimos un casting al que llegaron más de 300 personas, artistas marciales de todo chile y yo elegí e hice un equipo de 20 personas que es el equipo de stunts, y con ellos yo trabajé por meses, de lunes a viernes, 4 horas al día”.
- ¿Qué papel encarnas tú? ¿Dónde transcurre la acción?
- “Yo soy Zamir, un joven de origen árabe que se enamora de una chica que es hija de árabe y coreana. Esto ocurre en Patronato donde se ve esta mezcla de culturas que lo hace súper interesante. Y por eso también las artes marciales porque hay que hacer una historia que esté basada en algo real, para que la gente se pueda conectar con la historia. Patronato era el lugar más indicado, porque esta la comunidad coreana, los árabes, y los coreanos, el tae kwon do, las artes marciales, por ahí se conectan todos los temas. Es súper importante eso. Que yo como artista marcial pueda expresarme como tal a través de la película, pero también que este incluida la cultura de mi país”.
- ¿Hay el rollo filosófico de las artes marciales en el filme?
- “Sí, el personaje tiene una evolución a lo largo de la película. El comienza como un pandillero, un tipo peleador y a lo largo de la historia, con las cosas que le pasan, él evoluciona y sigue el camino de las artes marciales más espiritual y al final queda claro que la violencia no es el camino”.
- Después de matar a cien tipos y patear a todo el mundo...
- Ja, ja. Claro...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

marko Zaror es un maestro, la pelicula es buenisima y esta sumamente bien hecha...mis primeros 2 minutos en el cine cuando se apagaron las luces y empezaron a mostrarse las imagenes..fuero uhhhh "y si esta cuestion es chanta"...pero pense no debe ser buena por lo q vi en los trailers...y asi me fui con todas mis expectativas (que eran caleta) superadisimas y super contenta, esperando la secuela de zamir en busca de su padre....total.
Mis felicitaciones a todos los q trabajaron en la pelicula y en especial a Marko Zaror porq me mostró q uno puede conseguir todo lo que quiere

lapaisana dijo...

Hace un par de dias fui a ver la pelicula, sin muchas espectativas ya que no es el tipo de cine que me gusta, pero siempre veo el cine chileno y porque esta iba a ser la excepcion..
Bueno finalmente comenzo la pelicula y rapidmente me fui sorprendiendo con la calidad y el profesinalismo que habia frente a mis ojos, me parecio una excelente pelicula digna de recomendar.
la verdad es que sali sorprendida de la sala, nunca imagine que una pellicula chilena de este genero podria gustarme tanto ya que ni las auntenticas me llaman la atencion.
Me parece que todo el equipo involucrado, se merece las felicitaciones y el reconocimiento por el excelente producto que nos han brindado a todos lo chilenos.

Anónimo dijo...

buena,buena...muy buena,me ha costado aceptar que es chilena,muy bien hecha ,sin groserias...muy entretenida y con contenido.

Anónimo dijo...

Hace dias vi la pelicula, con pocas ganas pero, despues me di cuenta que era buenisima demasiado bien hecha de verdad que no parec chilena, se aleja de la tipica pelicula nacional grabatera y chanta se nota que Marko salio de aca, Felicitaciones a todos los que participaron en especial Marko Zaror que es super buen actor aparte de ser un bombon

Francesca dijo...

hace unos dias tuve la oportunidad de ver Kiltro,que puedo decir ME ENCANTO.
Marko Zaror es espectacular,me enganche en cuanto empezo la peli y no me despege ni por un momento.Me parece espectacular que se realizen este tipo de peliculas en Chile.Mis felicitaciones a todos los miembros del equipo,especielmente a Marko.

Anónimo dijo...

No me gusto cuando la vi pero no puedo negar que el actor tiene talento...